miércoles, 18 de mayo de 2011

El primer mapa que puso a China en el centro del mundo



Un mapa chino extremadamente raro de hace 400 años, que pone a la emergente superpotencia en el centro del mundo, comenzó a exhibirse el 12 de enero en la Biblioteca del Congreso en Washington. Es el primer mapa chino que combina cartografías tanto orientales como occidentales y que muestra a América.
El documento, que se convirtió en el segundo mapa especial más caro jamás vendido cuando fue comprado por 1 millón de dólares por el James Ford Bell Trust en octubre, es obra de Matteo Ricci, un misionero jesuita italiano. Uno de los primeros occidentales que vivió en lo que ahora es Beijing, a comienzos de los años de 1600. Ricci fue famoso por introducir la ciencia occidental a China, donde creó el mapa en 1602 a pedido del Emperador Wanli.
Mostrado públicamente por primera vez en Norteamérica, el mapa brinda una visión impresionantemente detallada de las diferentes regiones del mundo, con ilustraciones y anotaciones. África es señalada como teniendo la montaña más alta y el río más largo del mundo, mientras a Florida se la identifica como “la Tierra de las Flores”. Una descripción de Norteamérica menciona a “bueyes furiosos” o bisontes y caballos salvajes, e incluso hay una referencia a la poco conocida región de “Ka-na-ta”.
Ricci, venerado y sepultado en su hogar adoptivo, brindó una breve descripción del descubrimiento de América. “En los días antiguos, nadie había nunca sabido que había lugares como Norte y Sur América o Magallánica”, escribió, utilizando una denominación que los hacedores anteriores de mapas daban a América del Sur o la Antártica. “Pero hace cien años los europeos llegaron navegando en sus barcos a partes de la costa marítima y los descubrieron”. El mapa incluye también varios lugares de Centro y Sur América, incluyendo a “Wa-ti-ma-la” (Guatemala), “Yu-ho-t’ang” (Yucatán) y “Chih-Li” (Chile).
El mapa de Ricci, que mide 3,6 metros por 1,5 y está impreso en seis rollos de delicado papel de arroz, se ha convertido en algo parecido a un santo grial para los expertos en mapas, ganándose el nombre de “La Tulipa Negra Imposible de la Cartografía”, debido a que su descubrimiento demostró ser tan esquivo. El documento será exhibido junto a otro de los mapas más raros del mundo, el mapa mundial Waldseemuller, comprado por la biblioteca por 10 millones de dólares en 2003

No hay comentarios:

Publicar un comentario